Posts

Showing posts from October, 2016

El poder de la fe que vive en ti

Image
El libro de Jueces relata la historia de una época muy oscura para Israel. Aún en las tinieblas, Dios estaba trabajando. Como frecuentemente lo hace, Él trajo luz y esperanza desde el lugar más inesperado. Noemi acompañó a su esposo incrédulo, Elimelec, a la tierra de Moab. Él dudó que Dios pudiera sustentarlo en la tierra prometida, por lo que le dio la espalda a la provisión del Dios de Israel.

Años más tarde, Noemi regresó de Moab a Belén. Su esposo y sus dos hijos habían fallecido. Lo único que le quedaba era su nuera, Rut. Aún en su amargura y tristeza, Noemi mantenía la fe en el Señor de los ejércitos. Rut lo sabía y esa misma fe comenzó a crecer en su interior. Rut adoptó al Dios de Noemi, el Dios de Israel, como su Dios con estas famosas palabras:

"Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios" (Rut 1:16).
¿Qué fue lo que hizo que…

¿Excusas o arrepentimiento?

Image
Las excusas corroen las relaciones humanas, debilitan el carácter y evitan que confiemos en Dios. La actitud del que encuentra excusas suele ser buscar culpables en lugar de buscar a Dios en arrepentimiento. El arrepentimiento trae esperanza, mientras que las excusas causan que nos sintamos frustrados y con la necesidad de culpar a otros.

En Proverbios 28:13, el Espíritu Santo describe así la diferencia entre ambas actitudes:

"El que encubre sus pecados no prosperará;
Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia".
Encubrir nuestros pecados (es decir, buscar excusas) destruye la confianza en Dios. Sin embargo, el arrepentimiento resulta en misericordia y bendiciones de Dios. Pon atención a lo que dices tú y a lo que dicen tus hijos. Si escuchas respuestas como las siguientes, podrías sospechar que las excusas se han vuelto un patrón de comportamiento:

"Lo lamento. No era mi intención enojarme".
"Es que estoy cansada".
"Él empezó".

This Monologue Called Prayer…

Image
Lord, I want to tell you that I need a lot of things. I want to tell you that what I asked for a month ago has not yet arrived. My throat has gotten better, thank you, but I wasn’t able to get a new car. And neither was I able to buy the new cell phone that I want so badly.

But don't worry, I can wait eight more days.

Ah, I forgot! They told me at work that they were going to start laying people off. Lord, you know that I work hard. Well, sometimes I'm lazy, but it's only because I need some rest, I’m sure you understand. So, I pray that they won't let me go. Let them lay off my coworker next to me, who's always asleep.

(Now I really have to go to the prayer meeting. If I go I´m sure we can join forces and convince the Lord to keep me from losing my job. I am his child, after all. Right?)

This is not a monologue invented out of "whole cloth." Let's be honest. How many times have we prayed for trivialities (and for important things) asking God, "y…

Cuando siento miedo

Image
El mundo es un lugar aterrador. La vida está llena de cosas que ni tú ni yo podemos controlar. No puedes garantizar seguridad para tus hijos. El cáncer no desaparece sólo porque lo desees. No puedes quitar al conductor ebrio del camino. No puedes obligar a los líderes mundiales a ser sabios y responsables. No puedes eliminar los peligros en el parque, ni siquiera en tu patio. No puedes detener el huracán o el terremoto. En resumen, no puedes erradicar las cosas que provocan temor en esta vida.

Incluso en momentos aterradores, Dios te llama a confiar en Él. Esto es lo que te dice el Espíritu Santo en el Salmo 56:

"En el día que temo,
Yo en ti confío.
En Dios alabaré su palabra;
En Dios he confiado; no temeré;
¿Qué puede hacerme el hombre?"
Salmo 56:3-4
¡Este pequeño pasaje nos da esperanza! ¿Qué puede hacerme el hombre? Ante Dios, no existe amenaza alguna, aún si nuestras vidas parecen estar en peligro. Un ejemplo de esta confianza en Dios son los tres amigos de Daniel cuand…